¿Cómo afecta la Microtia a tu hijo?

¿Cómo afecta la Microtia a tu hijo?

9 de cada 10 niños que padecen Microtia no padecen antecedentes familiares de la enfermedad. Conoce las cifras más importantes sobre esta malformación y qué consecuencias.  

Se sabe que en México 3 de cada 1000 recién nacidos presentarán algún tipo de pérdida auditiva discapacitante por diferentes factores, entre ellos los físicos, como la Microtia, malformación otológica que se manifiesta durante el nacimiento por la falta de desarrollo del pabellón auricular y se aprecia más pequeño o menos desarrollado. 

En este sentido, la Microtia puede causar pérdida auditiva conductiva, de moderada a severa, que se asocia con deformidades del oído medio e interno y que afectará el grado de sordera que se experimenta por la falta de canal auditivo. Esto dependerá de las partes dañadas que el neonato presente en el oído afectado, de las cuales, se conocen cuatro tipos: 

  • Grado 1. Es más pequeño de lo normal, pero tiene las mismas características que una correctamente desarrollada.
  • Grado 2. La oreja tiene una deformación en la parte superior, pero el canal auditivo puede ser pequeño o presenta ausencia parcial o total. 
  • Grado 3. El oído está totalmente deformado. 
  • Grado 4. Ausencia total del pabellón auricular (anotia).

En el marco del Día de la concientización de la Microtia, que se celebra el 9 de noviembre, el Dr. Fernando Díaz Rojas, director Comercial de MED-EL México comenta: 

“En México, este padecimiento tiene una prevalencia que oscila entre los 7.37 por cada 10 mil casos, la cual es la más alta en comparación con otras poblaciones. Cabe destacar que esta alteración puede afectar los dos oídos, aunque en el 90% de los casos solo compromete a uno de ellos, predominantemente el derecho y afecta más a los hombres que a las mujeres. Es preciso mencionar que, esta patología se debe atender de manera oportuna para que el menor cuente con un óptimo desarrollo del habla y mejore su capacidad de comunicación”

Al respecto, lo más recomendable es realizar un seguimiento audiológico cercano para revisar el impacto en la pérdida auditiva. Todo dependerá del grado de Microtia que se presente. Asimismo, es importante destacar que esta malformación es tratable a través de un sistema de conducción ósea, el cual consiste en colocar un dispositivo ergonómico bajo la piel que genera vibraciones y las transmite al oído interno a través de los huesos del cráneo, o por medio de una solución no implantable de conducción ósea. 

“Como padres se debe tener en cuenta que en un 95% de niños con Microtia no presentan antecedentes familiares o de otras anomalías principales de audición ni en el lado paterno ni en el materno de la familia y las causas son desconocidas”. Puntualiza el especialista

En MED-EL entendemos que enfrentarse a un padecimiento congénito que limite la audición en pacientes pediátricos, puede ser arduo; sin embargo, tratarlo de inmediato dará ventaja para adquirir el lenguaje que es fundamental sobre todo en el ambiente escolar y el desarrollo personal, donde cobra especial importancia.