Hipoacusia: ¿Cómo prevenir este trastorno sensorial que puede afectar a cualquier edad?

Hipoacusia: ¿Cómo prevenir este trastorno sensorial que puede afectar a cualquier edad?

Nota adaptada de MisionesOnline

¿Sabías que el 5% de la población argentina padece hipoacusia y la cifra sigue aumentando año a año? El Dr. Mario Zernotti, Jefe de Servicio de Otorrinolaringología del Sanatorio Allende de Córdoba, profesor de la Universidad Nacional de Córdoba y referente de MED-EL, explica las causas y la importancia de la detección temprana.

La hipoacusia posee múltiples causas según la etapa en donde inicia. Sin embargo, en los primeros tres años de vida, las consecuencias pueden ser mucho más profundas, ya que se trata de la etapa de mayor desarrollo del sistema auditivo y neuroplasticidad del sistema nervioso.

Entre las posibles causas se encuentran: factores genéticos, hereditarios, adquiridos al momento del nacimiento o incluso a lo largo de la vida; a causa de numerosos y variados factores.

La importancia de la detección temprana

A partir de los 3 años de edad, el estudio por excelencia es la audiometría. Se trata de un examen en el que se mide la capacidad de cada oído para percibir las vibraciones de diversas bandas del espectro audible. 

Al respecto, el doctor Zernotti alerta: “muchas veces al no tener dolor, e incluso en presencia de él, las personas no asisten a la consulta médica de forma inmediata. La consulta tardía, termina permitiendo el avance de la pérdida auditiva”.

En el caso de los niños menores de 3 años, se realiza una examinación a través de otoemisiones acústicas. Éstos son sonidos producidos por la actividad coclear en todo sistema auditivo. Se trata de un método objetivo, no invasivo, que permite detectar tempranamente la pérdida auditiva en neonatos, con el fin de intervenir tempranamente en los primeros años de vida.

El Dr. Zernotti destaca que “la importancia de la primera autodetección se realiza frente algún cambio o molestia o incluso la referencia del entorno”

En caso de niños pequeños, puede que no expresen o detecten una pérdida auditiva, a menos que esta cause dolor. Aquí, son las familias quienes deben estar atentas a signos que puedan manifestar deficiencias auditivas, como la elevación del tono de voz, no respuesta al nombre o no reacción cuando alguien les habla. Incluso, si es muy pequeño, puede haber interrupción en el desarrollo del habla y del lenguaje.

La detección temprana de la hipoacusia es esencial para no comprometer el desarrollo comunicativo, social, educacional y emocional. La audición es fundamental para tener experiencias interactivas que estimulen el desarrollo del lenguaje, las áreas cognitivas y sociales.

Tips de prevención y cuidado de la audición

Es importante desarrollar hábitos que ayuden al cuidado del sistema auditivo.

En el caso de los jóvenes y/o adultos:

  • No exponerse a ruidos intensos.
  • Usar protección auditiva si se trabaja en ambientes ruidosos.
  • Medir la intensidad de los reproductores de música, así como también el volumen de la TV y la radio, para que no dañen nuestros oídos.
  • No utilizar hisopos, ya que estos provocan lesiones o micro lesiones, que a lo largo del tiempo pueden producir un deterioro prematuro del sistema auditivo.
  • Consultar tempranamente por dolor de oído, sensación de pérdida auditiva, tapones de cera,  o cualquier malestar en el sistema auditivo.
  • Hacer una consulta y examen auditivo periódicamente para evaluar que no exista deterioro auditivo progresivo o asociado a la edad.

En el caso de los niños:

  • Es importante realizar el Screening Auditivo Neonatal en el caso de los recién nacidos.
  • Realizar controles auditivos pre escolares o anteriores al ingreso a primer grado.
  • Frente a cualquier duda o síntomas relacionados presentes en el niño, consultar con un especialista.