5 curiosidades del ‘oído biónico’ para personas con pérdida auditiva

5 curiosidades del ‘oído biónico’ para personas con pérdida auditiva

  • Según cifras de la OMS, unos 360 millones de personas sufren pérdida auditiva incapacitante y otros 1.100 millones están en riesgo de perder su audición.
  • En América Latina, cerca de 32 millones de personas tienen problemas auditivos.
  • Por pandemia, especialistas sugieren no aplazar exámenes de diagnóstico para detección temprana de la sordera.

A propósito de la celebración este 25 de febrero de los 64 años de vida del implante coclear, una especie de ‘oído biónico’ para personas con pérdida auditiva, especialistas del sector invitaron a padres y tutores de personas con algún tipo de indicio de problema auditivo a no aplazar sus exámenes y consultas para detectar a tiempo una posible sordera a pesar de la situación de pandemia.

En este sentido Andrea Bravo, directora clínica de MED-EL, comenta: “Es importante que también se enfoque la atención y problemática de salud sobre distintas especialidades, pues casi que se han centrado los esfuerzos a la atención de pacientes con coronavirus”.

Este 25 de febrero se destaca la importancia de los implantes auditivos para las personas con pérdida auditiva. Hoy es posible volver a escuchar y mejorar la calidad de vida gracias al implante coclear, el único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido del oído y que está constituido por dos partes: una sección interna que se integra en el cráneo y otra externa que permite procesar el sonido y cuya implantación se realiza aproximadamente un mes después que la primera, efectuada mediante cirugía y anestesia general.

Estas son algunas de las curiosidades de este aparato que celebra su existencia en este mes:

  1. Sirve para personas con fuertes dificultades auditivas. Un implante coclear es un aparato electrónico muy pequeño, que va acompañado de un procesador y que permite transformar los sonidos en señales eléctricas que se envían al nervio auditivo.
  1. No se trata solamente de poner un implante. La elección y la preparación del paciente que va a recibir un implante coclear necesita un ‘dream team’ para que se haga de una manera exitosa: audiólogos, médico otorrinolaringólogo con experiencia en otología, psicólogo, foniatra y neurolingüista, así como de rehabilitadores del lenguaje.
  1. El tamaño sí llegó a importar. El primero de los procesadores de un implante tenía el tamaño del área de una habitación (2 por 5 metros) y hoy en día son tan pequeños como un llavero e incluso, se pueden conectar con celulares.
  1. El implante coclear mejora la vida productiva. El uso de este dispositivo logra promover la inclusión en los ámbitos profesional y educativo ya que permite comprender mejor la información y facilita la comunicación entre grupos de trabajo o estudio.
  1. Se puede hacer una resonancia magnética con implante coclear. El miedo que muchos pacientes tenían en el pasado, era no poderse hacer una resonancia magnética por el implante que va dentro de la cabeza. Esto es historia patria: hoy los implantes cocleares cuentan con tecnología avanzada para que un paciente pueda someterse a resonancias magnéticas, sin necesidad de extraer el imán.

En América Latina, la operación de implantación coclear se realiza desde mediados de la década del ’80 con miles de casos exitosos y su ingreso al mercado ha permitido que más pacientes con discapacidad auditiva puedan incorporarse a la vida social y laboral de una manera efectiva. El implante coclear es el único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición y que puede ser ordenado por un especialista. La cobertura realizada por el sistema de salud depende de las políticas de cada país.