Décimo aniversario de BONEBRIDGE: “Veo disfrutar a mi hijo porque ahora escucha varios sonidos a la vez”

Décimo aniversario de BONEBRIDGE: “Veo disfrutar a mi hijo porque ahora escucha varios sonidos a la vez”

La solución auditiva BONEBRIDGE cumple 10 años desde que se lanzó como el primer implante activo de conducción ósea del mundo en el que la piel permanece intacta. El implante se sitúa bajo la piel, genera él mismo las vibraciones y las envía al oído interno a través de un contacto directo con el hueso. Esto proporciona una mejor comprensión del habla y una extraordinaria calidad de sonido en una amplia gama de frecuencias.

Se diagnostica una pérdida auditiva cuando una persona no es capaz de oír a la misma intensidad sonora que otra que posee una audición normal, cuyo umbral auditivo se encuentra en ambos oídos entre los 0 dB y los 20. En la actualidad, más del 5% de la población mundial, es decir, 466 millones de personas, padecen algún tipo de discapacidad auditiva (432 millones de adultos y 34 millones de niños), según la Organización Mundial de la Salud

MED-EL, compañía especializada en implantes auditivos con el objetivo de superar la pérdida auditiva como barrera para la comunicación y la calidad de vida, lanzaba hace 10 años el primer implante transcutáneo de conducción ósea activo del mundo.

¿Qué es BONEBRIDGE?

El novedoso dispositivo BONEBRIDGE, que ya se encuentra en su segunda generación, ha sido el primero en ofrecer una estimulación activa por conducción ósea directa. Es decir, el transductor del implante genera él mismo las vibraciones y las transmite al hueso por contacto directo, sin que la piel u otros tejidos amortigüen las vibraciones y absorban el sonido reduciendo su eficacia y la calidad del sonido percibido. Esta tecnología, contando con el procesamiento de señales más avanzado, permite una mejor comprensión del habla por parte del usuario y una extraordinaria calidad de sonido en una amplia gama de frecuencias. Además, como no existe una conexión física entre el micrófono y el implante, el molesto feedback, o ruido de retroalimentación, se minimiza o desaparece. 

Esta solución de piel intacta restablece la audición de forma eficaz y suave. Los implantes de conducción ósea pueden tratar diferentes tipos de pérdida auditiva, ya sea hipoacusia conductiva (el daño reside en el oído externo o medio) o mixta (con daños tanto en el oído externo o medio como en el oído interno), bilateral (en ambos oídos) o unilateral (en un solo oído). Además, el sistema también está indicado en el tratamiento de la hipoacusia neurosensorial unilateral de severa a profunda. En el caso de que exista pérdida auditiva unilateral, BONEBRIDGE permite enviar la información sonora a través del hueso craneal, desde el lado afectado al oído sano contralateral.

Testimonio de Yasmin, madre de un niño usuario de BONEBRIDGE

Yasmin, que vive en Mallorca y es madre de un joven usuario de implante, comenta que la vida de su hijo, de 14 años, ha cambiado por completo tras ser implantado con BONEBRIDGE: “Como madre, la parte más emocionante del proceso ha sido ver la cara de sorpresa de mi hijo al ser capaz de captar de dónde procede un sonido. Además, lo veo disfrutar porque ahora escucha varios sonidos a la vez y puede distinguir la distancia, y, sobre todo, la importancia de cada sonido para darle o no prioridad”.

La gran estabilidad de BONEBRIDGE permite que los niños jueguen sin preocuparse por el implante.

Todos sabemos que es muy importante que los niños comiencen a captar los sonidos y el lenguaje desde una edad muy temprana. Por ello, si se les diagnostica pérdida auditiva y esta puede tratarse con un implante de conducción ósea, debe identificarse y actuarse de manera precoz. Además, el espíritu aventurero de los niños hace necesario que el implante sea fiable y que goce de una buena estabilidad para soportar impactos. Por este motivo, BONEBRIDGE se sitúa en un lecho óseo sujeto por dos puntos de fijación, lo que supone una mayor estabilidad que permite que los niños jueguen sin tener que preocupase por su implante”, argumenta Christine Mühlöcker, senior product manager de MED-EL.

En palabras de Yasmin: “Desde que mi hijo lleva BONEBRIDGE muestra más interés por todo, y lo que es más importante, se siente menos cohibido si quiere preguntar por algo que no ha entendido bien. Diría que ha perdido el miedo. Ahora es más valiente y menos tímido”.

Beneficios de BONEBRIDGE

El implante activo aumenta su tiempo de uso diario y mejora la calidad de vida del paciente

Tal y como describe Mühlöcker: “Los beneficios de BONEBRIDGE se deben, en gran medida, a que es un implante activo que transmite por contacto directo el sonido al hueso, por ello es extremadamente eficiente, dejando la piel intacta. Otros implantes de conducción ósea son pasivos, lo que significa que la parte vibratoria se lleva de manera externa y provocan muchas complicaciones en la piel o ejercen mucha presión para que las vibraciones lleguen al hueso atenuándose mucho el sonido que el usuario puede percibir y reduciendo enormemente la calidad del mismo”. 

La extrema ligereza del procesador de audio facilita un alto nivel de confort, puesto que se conecta con el implante utilizando una señal inalámbrica sujetándose mediante una leve atracción magnética. Es decir, tampoco ejerce una fuerte presión. 

Cuando en MED-EL nos planteamos desarrollar un implante de conducción ósea, quisimos ofrecer una estimulación directa de conducción ósea en combinación con una piel intacta y un cómodo procesador de audio. Ahora, 10 años más tarde, podemos decir que este concepto fue un éxito. Incluso, tenemos disponible desde 2019 la 2ª generación en la que hemos realizado algunas mejoras que nos fueron sugeridas por los cirujanos”, explica la especialista de MED-EL.

BONEBRIDGE, como el implante de conducción ósea activo y transcutáneo más avanzado del mundo y con la más larga experiencia de uso en el mercado, ofrece claras ventajas

  • Una tasa de fiabilidad excepcionalmente alta
  • Flexibilidad quirúrgica con cirugías sencillas y seguras (1, 2, 3) 
  • Excelentes resultados auditivos (2, 3, 4)
  • Máxima satisfacción del usuario (3) 
  • La mejor solución para los niños (4, 5)

El Dr. Georg Sprinzl implantó por primera vez esta innovadora alternativa auditiva a un paciente el 6 de junio de 2011 en Innsbruck (Austria). Desde entonces, se ha implantado un gran número de pacientes en países de todo el mundo, garantizando que la audición sea de calidad, sencilla y que esté disponible para todos. 

Gracias a los resultados audiológicos, a la alta confianza de los pacientes y a la baja tasa de complicaciones, así como una fiabilidad sin igual ampliamente probada (2), los expertos recomiendan este dispositivo de conducción ósea transcutánea activa como un tratamiento seguro y eficaz para los pacientes con pérdida auditiva. 

Referencias

1. Organización Mundial de la Salud (2021): Deafness and hearing loss.   https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/deafness-and-hearing-loss 

2. A large-scale meta-analysis that included twenty scientific publications shows an averaged supplied WRS of 90.3% (speech audiometry: speech in quiet). Sources. BONEBRIDGE – Systematic Review and Meta-Analysis of Published Evidence, 2019. The BONEBRIDGE Post-Market Clinical Follow-Up Study (2019).

3. Magele et al.: Active Transcutaneous Bone Conduction Hearing Implants: Systematic Review and Meta-Analysis. PLoS One, 2019 Sep 16, 14 (9), e0221484: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0221484

4. Sprinzl et al.: A Surgical Experience and Early Audiological Outcomes with the New Active Transcutaneous Bone Conduction Implant, Otol Neurotol, in press.

5. Yang et al: Audiological and Subjective Outcomes of 100 Implanted Transcutaneous Bone Conduction Devices and Preoperative Bone Conduction Hearing Aids in Patients With Bilateral Microtia-Atresia, Acta Otolaryngol 2020 Aug, 140 (8), 675-681.

6. The BONEBRIDGE Post-Market Clinical Follow-up Study (2019).