Discapacidad auditiva y avances tecnológicos, un reto más de desigualdad

Discapacidad auditiva y avances tecnológicos, un reto más de desigualdad

Gracias a los avances tecnológicos, tener una discapacidad auditiva dejó de ser un impedimento para disfrutar de los sonidos. Los implantes cocleares son ejemplo de ello, la innovación permite que estos dispositivos tengan un mejor rendimiento y una percepción de los sonidos de manera más natural. Sin embargo, los expertos advierten desigualdad en el acceso a diferentes soluciones auditivas.

En México, existen alrededor de 12 millones de personas con algún grado de hipoacusia, entre 120 mil y 240 mil con sordera. Aunado a ello, se estima que cada año nacen entre 4000 y 6000 bebés hipoacúsicos profundos, esto es, la pérdida de la audición por enfermedades hereditarias o bien, traumatismos o exposiciones al ruido en periodos largos. 

Por otro lado, se estima que alrededor del 20% (56 millones) de las personas que padecen pérdida de audición, pueden mejorar con dispositivos como los audífonos y los implantes cocleares, no obstante, la producción actual de audífonos, por ejemplo, satisface menos del 10% de las necesidades mundiales y del 3% en los países en desarrollo.

Se estima que una de cada cuatro personas en el mundo, casi 2500 millones, vivirá con algún nivel de pérdida auditiva para 2050. Como especialistas debemos dar respuesta a las necesidades de nuestros pacientes, muchos de ellos precisan cirugía, ¿por qué postergarla si existen las condiciones para hacerlo? En el caso del implante coclear, el tiempo es oro, mientras más rápida sea la implantación, mejores serán los resultados, sobre todo en los niños”, comenta el Dr. Fernando Díaz Rojas, Director Comercial de MED-EL México.

El reto de contar con avances tecnológicos que permitan tener una mejor calidad de vida hará frente a cualquier tipo de discapacidad auditiva. Según la OMS, la pandemia del Coronavirus impactó también a las industrias; tan solo en el 2020 se presentaron pérdidas en el desarrollo de implantes cocleares entre 30 y 40%. Sumando las atenciones centralizadas en muchos centros e instituciones médicas al COVID, y dejando al lado otras patologías clínicas como la pérdida auditiva.  

Beneficios de los implantes cocleares

Contar con un implante coclear trae beneficios notorios en la vida del paciente y permite mejorar la productividad de los pacientes al facilitar la comunicación en los diferentes grupos sociales en los que se desenvuelva. Entre las mejoras que los usuarios perciben destacan las siguientes: 

  • Desarrollo del lenguaje hablado. 
  • Una vida activa a nivel académico y profesional.
  • Interacción social con familiares, amigos y compañeros. 
  • Uso de nuevas tecnologías móviles. 
  • Aprendizajes de nuevos idiomas.  

“Quienes tienen pérdida auditiva tienden a aislarse por no entender y escuchar lo que otras personas dicen. Darles la oportunidad de recuperar la audición es garantizar que podrán cumplir con todos los objetivos profesionales y personales. Además, evitar enfermedades mentales como consecuencia de la hipoacusia, que pueden ser depresiones y demencia”, finaliza Díaz. 

En MED-EL tenemos un gran compromiso con la audición de los latinoamericanos, por lo que consideramos de suma importancia que más personas puedan acceder a este tipo de recursos auditivos dentro de las instituciones de salud del país.